C'est Paris!



―No se que hacer. Quería regalarle a mi novia un viaje a París, ya sabes, un hostalito decente, visita turística, quizás una entrada para algún espectáculo... todo eso.
―Bien, me parece muy bonito. ¿Cual es el problema?
―¿El problema? Pues que quería que fuera una sorpresa, y tiene una agenda apretada y cosas que no sabe si van a salir o no... no me gusta nada planificar, pero es que en cosas así es imprescindible y es una putada... imagínate que lo cojo todo para unas determinadas fechas y luego me dice que es completamente imposible que pueda ir.
―Ah, pues no pasa nada; si ocurre eso me llevas a mí.
―Joder, entiéndeme, no es lo mismo. Después de visitar un largo día la ciudad de la luz, una cena cara-romántica a la luz de las velas y tal parece imprescindible que al llegar a la habitación haya sexo salvaje y desenfrenado.
―Bueno… ¡Es París!

1 coros disfónicos:

aydsu dijo...

Y luego dirán de las francesas :P