manual para san valentín



  • Punto número 1 (y probablemente el más importante):
    Desconozca el origen de la mencionada celebración.

    En caso de que tenga usted pareja:

  • Punto número 2A (si es usted hombre):
    Se habrá enterado hace dos días a lo sumo que hoy es 14-F; seguramente habrá rebuscado como loco entre la amplia oferta de su centro comercial más cercano, aunque de forma infructuosa y es ahora cuando desearía haber prestado más atención a las interjecciones jubilo-orgásmicas de su novia al pasar delante de los escaparates mientras usted miraba las tetas de aquella pelirroja de pecas. Pida consejo a una amiga y no se preocupe demasiado por el regalo: de todas formas no estará al nivel de sus expectativas (aunque fingirá que le encanta y ha acertado de pleno para que usted no se sienta culpable).

  • Punto número 2B (si es usted mujer):
    No tiene que preocuparse por su presente de tan señalada fecha, ya que al nacer tenía hecha la lista de cosas que iba a regalar a sus parejas, al menos hasta los 50 años. Sin embargo decidió comprarlo ayer para impregnarse del rosa de las grandes superficies y el placer del furor de las carteras compartido con todas sus congéneres XX. Simplemente disfrute del cálido regocijo que proporciona saber que su regalo va a gustar a su amado príncipe azul, aunque en realidad no sea lo que a el más le gustaría recibir, ya que despues de todo no es un príncipe ni tampoco es azul aunque se niegue a verlo.

  • Punto número 3:
    A pesar del regalo usted aún no ha contribuido lo suficiente. Piense que todas esas pobres compañías se han gastado miles de millones en publicidad sólo para que usted lo acompañe de una tarjeta con frases empalagosas (escribir una carta personal es demasiado sacrificio) compre una docena de rosas, cajas de bombones en forma de corazón con lazo rojo; a ser posible en el Corte Inglés para saber que estará además contribuyendo a luchar contra la crisis económica.

  • Punto número 4:
    No olvide reservar mesa en un restaurante caro con velitas, al que no deberá acudir sin antes haber dado una vuelta en barca por el Retiro, paseado de la cintura por un bulevar de su ciudad o en su defecto realizar cualquier actitud estereotípica de pareja feliz.

  • Punto número 5:
    A las 23:59:59 podrá volver a tratar a su pareja de la forma en que suela hacerlo hasta el año que viene. Es importante que ninguna de las actitudes manifestadas durante el día de hoy trasciendan a su vida cotidiana, ya que ello podría inducir a la desvirtuación del festejo.

    En caso de que no tenga usted pareja, ni nada que se le aproxime, pero hace tiempo que le gustaría tenerla:

  • Punto número 2:
    No se levante de la cama al despertar si es festivo. En caso de ser día laboral llamar al trabajo/centro de estudios para decir que esta usted muy enfermo. Permanezca vegetando en la cama medio dormido durante todo el día para conseguir que el día de hoy no haya existido. Es importante que no realice ninguna actividad consciente: por mucho que se amotine en su cuarto con las persianas bajadas y haga lo que haga no podrá ignorar el sentimiento de tristeza que metastatiza en su pecho.

    En caso de que su pareja le haya dejado recientemente:

  • Punto número 2:
    Hoy es un buen día para suicidarse. No olvide escribir una nota emotiva.



P.S: Feliz día de la carencia de personalidad.

3 coros disfónicos:

noe dijo...

hola pucki,buena observacion la tuya del dia de san valentin.la verdad es q es un dia totalmente comercial y una excusa mas para gastar dinero.Yo tenia una amiga q lo llamaba "san calentin",buscandole otro punto mas...picante.yo lo celebro por la simple ilusion de regalar algo a la persona que quiero,y verle sonreir,pero tu punto de vista es cierto segun mi opinion.No tanto como para suicidarse,pero aun asi,es una pantomima.un besito

Anónimo dijo...

Me gusta tu blog... lo loco de internet es como llegué a él: buscando fotos para el mío, al cual te invito a entrar viajeroenloinfinito.blogspot.com.
Te felicito por lo que escribís espero lo puedas seguir.
Abrazo
Martín

Ana dijo...

Palabras para Julía. Cuales fueron ?
Paz.