check! mate?


Nadie discute la importancia de la Dama. La estimación de su valor es de 9 puntos. Es buena cosa cuidarla y evitarle peligros innecesarios. Sin embargo tanto en el ajedrez como en la vida es imposible permanecer eternamente en el estado de reposo inicial. Vida es movimiento. Vida es juego.
Y jugar es asumir riesgos.

Juguemos.


La Dama se asoma al balcón del castillo y mira una mañana más a su alrededor sin comprender. Una vez leyó un manual donde ponía que el rey es la pieza que cuesta toda la partida y capturarle es el propósito final del juego. El órdago vital. Piensa que quizás ella esta imbuida en una variante distinta. No tendría sentido sino.


Afuera los caballos protegen la primera linea de fuego con cara de enfado. Tal vez sea sólo una táctica de intimidación. En cualquier caso funciona. La pregunta es ¿durante cuanto tiempo?





¡Jaque!
Ahora es cuando los listos dicen algo como "se veía venir". Parece ser que no era una variante. Quizás en el fondo todos jugamos con las mismas normas a este juego, aunque a veces prefiera ignorarse.


Y es que la acuciante soledad del rey...

...es consecuencia del aislamiento de la reina.

Mueven blancas.

0 coros disfónicos: